miércoles, 18 de septiembre de 2013

ocurre que



ocurre que

antes de poder quitarte la careta
tendrías que deshacerte
del cosmético
de las alhajas 
de las pieles
y rasos y sedas y terciopelos
y también
de la apatía
de la mirada esquiva
que te esconde
de la realidad
pero para quitarte la careta
sobre todo
te tienes que deshacer
del miedo
que te lo impide
cómo no
es más cómodo
vivir en la indolencia
en la cálida amniótica
de la desidia
sabiendo
a pesar de todo
que eres cómplice
de las barbaries
que patrocinas
con tus coloretes
y el día de tu muerte
tendrán que excavar dos veces
la tierra donde abandonar tu cuerpo
y esconder por última vez 
tu cara inflamada 
por toda la carroña seca 
que no consiguió limpiar
el desmaquillante
ni encubrir
tu culpa


Publicar un comentario en la entrada